Qué ver en China

China es inmensa. Este intenso y extenso país tanto en territorio como en historia tiene para ofrecernos desde los mejores entornos naturales, a siglos de arte y yacimientos arqueológicos impresionantes así como nos maravilla por su capacidad de modernizar sus grandes ciudades e infraestructuras con monumentales construcciones, rascacielos, puentes y recintos. Callejear por China dependerá mucho de tu destino, pero en todos ellos podrás encontrar la esencia de la China más tradicional mezclada con todas las facilidades de un país totalmente moderno.

Antigüedad en todo su esplendor

China está considerada una de las civilizaciones más antiguas del mundo, con casi cinco mil ochocientos años de antigüedad, y su historia ha sido conservada y comunicada tan bien que podemos dibujar su historia desde las primeras dinastías hasta nuestros días.

Según estos periodos dinásticos multitud de escritos, pinturas, y construcciones, tales como templos, pagodas, ciudades amuralladas y palacios imperiales nos dejarán boquiabiertos por su calidad y por cómo mantienen su elegancia con el paso del tiempo.

Sin duda alguna, es la Gran Muralla China, construída para la defensa del territorio ante ataques exteriores, una de las grandes maravillas del mundo que no podemos dejar de visitar en una visita al país.

Impresionantes parajes naturales

Desde los hermosos lagos y valles del Tibet a las formaciones montañosas kársticas del Sur, en Yangshuo y Zhangjiajie, entre las que encontraremos impresionantes terrazas de arroz e impresionantes bosques y selvas de bambú, China es un destino espectacular para los amantes de la naturaleza. También para los amantes de los pandas, animal nacional que se cuida y se puede visitar en varias regiones del país.

La deliciosa gastronomía China

La gastronomía tradicional China dista mucho de sus versiones occidentales. Aquí los sabores de los restaurantes chinos no son tan potentes porque se adaptan a nuestro paladar. Existen muchas leyendas urbanas que han querido derrumbar una de las cocinas más antiguas y deliciosas del mundo. Pero en China podrás comer de todo.

Su gastronomía está basada en cereales, frutas y verduras, además de pescados y carnes. Busca el equilibrio entre lo frío y lo caliente y los sabores básicos (dulce, amargo, ácido, salado y picante). Te sorprenderás por lo bello de sus colores y la consistencia y sabor de cada bocado.

Sus especialidades: el pato laqueado a lo pekinés, el lo mein y el chow mein, sopa wantán y el pollo con arroz, te enamorarán. Aun así si aún miras la cocina china con recelo, en China podrás encontrar todo tipo de multinacionales occidentales. Sea como sea, en China no pasarás hambre.

Diversidad y apertura a Occidente

Este país en constante expansión ha adoptado para su crecimiento muchas características occidentales que te harán sentir como en casa. Cada vez es más frecuente la presencia extranjera en China. Por ello la comunicación con sus gentes y la apertura económica hacen que China sea un país donde viajar resulta cómodo y moderno. La sensación al aterrizar no es la de llegar a un país comunista. Irónicamente, todo lo contrario, las restricciones anti-capitalistas sólo se aplican a las nuevas tecnologías para el viajero de a pie. Es decir, llegarás a China y podrás sentirte seguro y cómodo, porque podrás comer, comprar y hacer de todo excepto abrir Google y el Whatsapp. (Aunque comprobarás que para eso también hay solución).

Ahora sí.. disfruta tu viaje a China.

Información sobre China

Qué no te puedes perder en China

Tours y Actividades por China